sitios de vida

relatos y recuerdos van tomados de la mano

Friday, August 17, 2007

Gato

Gato extraño

El gato estaba en vidriera. No crean que era una veterinaria. Era la más grande de las librerías de mi ciudad
Funcionaba a full todo el día .Tenia libros de todas las materias escolares, de todos los grados. Además estaban los secundarios vendiéndose a todo vapor y para los más grandes, las especialidades de la universidad hacían base en el negocio.
Cuando los niños pegaban sus naricitas al vidrio, el gato inmóvil como siempre solo abría unos ojos amarillos, los cerraba y seguía descansando.
Creció durante años y su largo pelo dorado a rayas tipo angora siempre estaba pegado como pincel gigantesco al vidrio del frente Sólo algunas veces y por necesidades obligadas dejaba ese centro admirativo y salía a la calle junto al librero para resolver sus miserias.
En esos momentos aprovechábamos para leer el lecho en el cual depositaba el gato sus kilos y llamativamente eran todos cuentos de animales salvajes, especialmente felinos de grandes ojos rasgados.
Tanto nos intrigó esa costumbre de vivir en la vidriera, que una tarde nos arrimamos al dueño y le preguntamos el motivo tan especial del personaje en la vidriera.
La respuesta fue extraña. “Este animal es recuerdo de un viaje por la selva misionera. Cuando con un grupo de cazadores estábamos en marcha tras la cacería de algún, animal salvaje, encontramos este pequeño felino que tendría solo dos días, tirado debajo de un árbol coposo que tapaba una madriguera”. La cueva estaba vacía pero el lugareño que nos acompañó nos dijo: “esto pertenece a un gato montés, el mismo ha tenido crías, pero este salió diferente, anormal, y sonriendo dijo “como suele pasar en las familias y por lo tanto lo ha tirado fuera de la casa y no reconocerá su paternidad.”
Como una cualidad de nuestras vidas era ayudar y acostumbrábamos a acercarnos a los discapacitados, decidimos traer ese pequeño retoño a nuestro hogar.
Desde que entramos esa tarde al negocio él eligió la vidriera y por supuesto el lugar en que se exponían cuentos y fábulas de animales selváticos negándose de por vida a abandonar ese rincón.
Hoy en día desconocemos cual fue su destino cuando el negocio cambió de dueños y él desapareció de la vidriera.

1 Comments:

Blogger rober said...

ORIGINAL TU RELATO CIRSE. EL FELINO HABÍA ACEPTADO LA NUEVA VIDA, PERO NO LOGRABA OLVIDAR SUS PREFERENCIAS POR LA NATURALEZA Y LO DEMOSTRABA A SU MANERA.
ADEMÁS DE ORIGINAL, MUY BIEN ESCRITO.
uN SALUDO,
ROBER

6:15 PM  

Post a Comment

<< Home